Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

El Beti-Jai como espacio polivalente

En repetidas ocasiones hemos dicho que vemos el Beti-Jai en el futuro como un contenedor, un espacio polivalente que puede albergar numerosas activididades y espectáculos. La idea no es nueva ... ya en el pasado, el Beti-Jai, fué escenario de actividades distintas a la pelota. A continuación mostramos algunos ejemplos:


Actuación del Orfeón pamplonés


El Orfeón Pamplonés -que había ganado en septiembre de 1896 el gran premio de honor y dos primeros premios en el gran concurso de orfeones de Bilbao- dio el 6 de junio de 1897 “un hermoso concierto en el teatro de la Comedia” de Madrid, “recogiendo abundantísima cosecha de aplausos, y el mismo brillante éxito lograron el día 8 en la fiesta de Beti-Jai, actuando también “en el Palacio Real, en presencia de SS. MM., oyendo de la Reina (María Cristina de Habsburgo) frases de alabanza”; según noticia publicada en La Ilustración Española y Americana, nº XXIII, de 22 de junio de 1897; pág. 371.











Orfeón Pamplonés
Torres Quevedo
Orfeón pamplonés
Leonardo Torres Quevedo

Torres Quevedo probó el "Telekino"


¿Qué es el telekino? Comencemos la lectura de la primera comunicación del inventor para conocer su respuesta: "Los aparatos de demostración que tengo el honor de presentar en la Academia [una caja provista de una hélice y de un timón] constituyen un sistema que he denominado télékine, destinado a gobernar a distancia la maniobra de una máquina por medio de un telégrafo con o sin hilo."


[...]


Sí existe la ‘propia historia’ del telekino, breve pero intensa, que puede escribirse en unos cuantos párrafos. En esta ocasión es imprescindible extremar el rigor de las dataciones, dadas las disputas sobre ‘prioridad’ que se le presentaron, expresión singularísima de sus primeras tensiones graves social y públicamente asumidas.


[...]


Quinto. Se hicieron numerosas pruebas públicas del invento: con un triciclo en el frontón Beti-Jai de Madrid (1904), con una barca en la ría del Nervión (1905) y con un bote en el estanque de la Casa de Campo de Madrid en sesiones repetidas a lo largo de la primavera (1906). El periódico El Nervión (Bilbao, miércoles 8 de noviembre de 1905) dedicó una extensa crónica a la primera experiencia bilbaína.


(fuente: LA GACETA DE LA RSME, Vol. 8.1 (2005), Págs. 267–293)


Exhibiciones hípicas


Asímismo se sabe que en el Beti-Jai hubo varias exhibiciones hípicas durante su época de actividad. Para ello se cubría de arena la cancha del mismo y se colocaban los obstáculo correspondientes a cada prueba.






Concurso Hípico