Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Reunión con el Grupo Popular del Ayuntamiento sobre el Frontón Beti-Jai

En la mañana del martes 17 de noviembre varios integrantes de la Plataforma Salvemos el Frontón Beti-Jai nos hemos reunido, en la sede de los grupos políticos del Ayuntamiento de Madrid, con varios representantes del grupo municipal del PP, encabezados por José Luis Martínez-Almeida, para exponerles nuestra inquietud respecto a la situación actual del inmueble.

En primer lugar, hemos manifestado a nuestros interlocutores la incertidumbre provocada entre la ciudadanía por la posibilidad planteada por José Manuel Calvo del Olmo, titular del Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento, de convertir el inmueble en un museo privado dedicado a la obra del arquitecto inglés Norman Foster. Igualmente hemos expresado nuestra esperanza en que se prosiga el proyecto, apoyado por el Área de Cultura y Deportes y la Junta Municipal de Chamberí, de restaurar el edificio para su uso original como espacio de espectáculos deportivos y culturales, así como escenario de eventos, y espacio ciudadano de libre acceso; manifestando que la extraordinaria singularidad del edificio sólo se preserva si recupera su uso –aunque no exclusivamente- para el juego de pelota y recordando el compromiso de Unesco de promover su candidatura como Patrimonio Mundial en caso de rehabilitarse para dicho deporte. Después hemos manifestado nuestra convicción de que su sostenimiento no tiene por qué resultar oneroso para las arcas municipales, y la posible implicación de entidades como la Federación Internacional de Pelota Vasca para su explotación.

Tras esta exposición, José Luis Martínez Almeida ha manifestado su completa seguridad de que la minuciosa declaración del frontón como Bien de Interés Cultural (otorgada en 2011, durante su etapa como Director General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid) obliga a recuperar el uso deportivo original, impidiendo su transformación en un museo particular; y ha expresado su confianza en que la actual Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid se opondrá a cualquier propuesta de reforma que incumpla dicha declaración y altere los valores arquitectónicos del inmueble, como ya hizo cuando el propio Norman Foster pretendió reformar su palacio contiguo al frontón.