Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Añadir nuevo comentario

Hola Antonio, gracias por estar siempre ahí.

Nosotros también estamos preocupados por el proyecto y la empresa/institución que se lleven la cesión, ya que los parámetros de rentabilidad económica suelen estar muy reñidos con la rentabilidad social, el respeto por la historia y el patrimonio. Por eso estaremos vigilando que se cumplan todos los compromisos de respeto de la declaración BIC y la protección del PGOUM. No somos tan inocentes como para pensar que todo está encauzado. Tenemos que estar ahí.

Con respecto a la declaración BIC (antes Patrimonio Nacional), comentarte que de los cientos de expedientes que se incoaron a finales de los 70 la gran mayoría no pasaron de ahí y muchos de ellos ya han sido derribados. El expediente del Beti-Jai se incoó por primera vez en 1977 ante la amenaza que supuso el desarrollismo de los 60/70, y fué para obtener la declaración de Patrimonio Nacional (como se hacía antes de la ley de patrimonio de 1985). Por segunda vez se incoó en 1991, esta vez para Bien de Interés Cultural (BIC) según la anterior mencionada ley y ante un intento de convertirlo en oficinas. Y finalmente se volvió a incoar en 2010, a iniciativa de la ésta plataforma, y fué finalemte declarado en 2011.

Son muchos años y es el miedo que tenemos ... a que sigan pasando años y derrepente no haya nada que salvar. Es la estrategia que a los especuladores les ha ido muy bien toda la vida. Por nuestra parte, si no vemos avances en los próximos meses siempre seguiremos adelante con las acciones legales. Como ciudadanos podemos y debemos iniciar dichas acciones en base a la ley de patrimonio y nuestro deber de salvaguardarlo.