Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Añadir nuevo comentario

Nuevas empresas y negocios que alojó el Beti-Jai tras dejar de ser frontón (Primera parte)

Retomamos un artículo anterior en el que documentamos que el frontón Beti-Jai alojó en 1948 a la empresa Varea de "Modelos técnicos para arquitectura e ingeniería" así como "Pinturas y Decoración":

 

 

Hasta la fecha sabíamos que el frontón Beti-Jai había alojado un taller y concesionario de vehículos Studebaker (1919-1920), concesionario de motocicletas Harley Davidson (1923)taller / fábrica de escayolas (1944), fábrica de aceitunas, almacén de las cervecerías de la Cruz Blanca, salón de exposición de muebles y elementos de decoración, estudio cinematográfico, pequeño teatro y sala de ensayos, e incluso infravivienda a modo de corrala
. A parte de respasar los ya conocidos queremos añadir algunos nuevos que han surgido a lo largo de diversas investigaciones que hemos realizado.

 

El punto de inflexión en la historia pelotística del frontón Beti-Jai se produce cuando en 1919 se transforma la cancha y se construyen sobre ella varias naves que alojarán los talleres y concesionarios de las marcas Studebaker, de vehículos de lujo, y Harley Davidson, la conocida marca de motocicletas.

 

 

Sin embargo hemos documentado a través de una factura que ya antes -al menos en 1917- existía una fábrica de pan alojada en el frontón Beti-Jai:

 

   
   

 

El periodo de la Guerra Civil es confuso. Aunque se lee habitualmente en la prensa que fue comisaría y cárcel tal vez la referencia real sea el Frontón Beti-Jai de Logroño donde sí hay documentados ese tipo de usos. También se dice que fue local de ensayo de las bandas de música de La Falange. Esto es más probable debido a testiomonios orales y a que hubo un local de ensayo / estudio de cine / pequeño teatro alojado en el edificio principal del Beti-Jai.

 

A pesar de que el concesionario de Studebaker y Harley Davidson fue trasladado antes de la Guerra Civil a una nueva ubicación en la calle Giner de los Ríos, las naves siguieron dando servicio a varios talleres mecánicos y concesionarios de vehículos. Prueba de ellos son las siguientes facturas de los Talleres Mecánicos de la Osa, Carrocerías Madecar:

 

 

Otro negocio curioso que desconocíamos y del que no tenemos fechas es el de la fábrica de perfumes "Lama Azúl", de la que hemos conseguido esta tarjeta:

 

   

 

Seguramente irán apareciendo más puesto que han pasado casi 100 años desde que cesó su actividad como frontón hasta su total abandono a finales del siglo XX y su actual restauración. Iremos ampliando la información según siga apareciendo :-)

 

Enlaces relacionados: