Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Añadir nuevo comentario

Licencia para instalar un motor eléctrico en el frontón Beti-Jai (1921)

Hoy os traemos otro pequeño trocito de la historia del frontón Beti-Jai de Madrid. Como hemos contado en anteriores ocasiones en 1919 se construyen en la cancha una serie de naves para dar servicios a un concesionario y taller de coches de la marca Studebaker. Posteriormente alojaría también un concesionario de la marca Harley Davidson. Ambos negocios estuvieron alojados en el Beti-Jai durante la década de los años 20 y parte de los 30 del siglo XX.

 

 

Hemos tenido acceso -gracias a Alberto Tellería- a una licencia en la que su propietario, Juan Antonio Landaluce, solicita la instalación de un motor eléctrico de 2 CV para accionar un torno del taller mecánico.

 

 

En el expediente que adjuntamos a continuación se puede leer que se concede la licencia ya "[...] que dicha instalación reune buenas condiciones y que el motor e instalación, tanto mecánica como eléctrica, funciona con toda normalidad, no pudiendo su funcionamiento ocasionar ninguna molestia ni perjuicio [...]".