Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

El Ayuntamiento nos remite nueva información sobre el Beti-Jai

Este pasado viernes 22 hemos recibido una nueva comunicación del Ayuntamiento de Madrid en respuesta a las preguntas que hemos realizado tanto en el pleno de la J.M.D. de Chamberí, como por correo electrónico, durante el pasado verano. Nos ha escrito Beatriz Lobón, Coordinadora General de Urbanismo, para transmitirnos lo siguiente:





El denominado “Frontón Beti-Jai”, carece de licencia para realizar obra alguna, por lo que las únicas obras que se tienen que llevar a cabo, por la propiedad en estos momentos, derivan de las órdenes de ejecución de obras que han sido dictadas por la Dirección General de Ejecución y Control de la Edificación, y que se refieren a la adopción de medidas de seguridad y obras que eviten el progresivo deterioro del edificio, sin que afecten a su protección de manera alguna.

Dichas órdenes, se dictan en virtud del deber de conservación que tienen los propietarios de inmuebles, y que de no ejecutarse voluntariamente por la propiedad, se llevarán a cabo por el propio Ayuntamiento en ejecución subsidiaria.

En todo caso, cualquier obra que se realice en el edificio, incluidas las órdenes del propio Ayuntamiento, pasan de forma previa por la Comisión Local de Protección del Patrimonio. Comisión presidida por la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, órgano que tramita el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural del edificio.


Agradecemos a la Coordinadora General de Urbanismo el habernos comunicado esta información, que valoramos positivamente. Esperamos que el Ayuntamiento se anime rápidamente a ejecutar de forma subsidiaria las obras de consolidación, que consideramos urgentes y necesarias, tal y como se verá en el informe fotográfico en el que estamos trabajando y que verá pronto la luz.

Como hemos dicho muchas veces, el Beti-Jai, no presenta problemas estructurales debido a la sólida estructura de ladrillo y hierro con la que fué construido. Sin embargo, nos preocupa enormemente la cubierta de madera, que no creemos que vaya a aguantar muchos más inviernos las embestidas de los temporales de viento, agua y nieve. Es urgente una actuación que permita asegurar su superviviencia.