Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Reunión con el Ayto. de Madrid sobre el Beti-Jai y el programa "Abierto por Obras"

Ésta semana el Ayuntamiento de Madrid nos ha recibido con el objetivo de informarnos sobre el estado del arte en torno al Frontón Beti-Jai. Por nuestra parte hemos contado con el apoyo de Gonzalo Arroita, responsable del exitoso "Abierto por Obras" desarrollado en la Catedral de Santa María de Vitoria-Gasteiz, para trasladar la experiencia al Ayuntamiento de Madrid.

 

Por parte del Ayuntamiento fuimos recibidos por Jose Haro, Director de Gabinete de Cultura y Deportes, Jorge García Castaño, Concejal Presidente de la Junta Municipal de Distrito de Chamberí y Marisol Mena, Directora General de Intervención en el Paisaje Urbano y el Patrimonio Cultural.



Nos trasladaron fundamentalmente los siguientes mensajes:

  • Las obras van a durar probablemente hasta 2018. Quieren hacer un buen diagnóstico del estado del Frontón Beti-Jai y no actuar con prisas en la restauración.
  • Están estudiando las alegaciones al Plan Especial, pero no se sabe todavía cuando se aprobará.
  • Aseguran que volverá a jugarse a pelota, además de otros usos compatibles con el espacio y su conservación patrimonial.

 

Por nuestra parte, contamos con la inestimable presencia de Gonzalo Arroita, responsable del laureado programa "Abierto por Obras" desarrollado en la Catedral de Santa María de Vitoria-Gasteiz que entre otros ha recibido el Premio Europa Nostra a la Restauración de la Catedral de Santa María de Vitoria-Gasteiz.

 

Gonzalo trasladó su experiencia y el éxito de la misma más allá de las intenciones iniciales del proyecto: "El patrimonio histórico es rentable si se gestiona de la manera adecuada". El objetivo inicial del "Abierto por obras" era trasladar a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz en qué se estaban empleando sus impuestos y darles a conocer la catedral desde otro punto de vista. Alrededor del proyecto se organizaron una serie de actividades culturales: visitas, conciertos, talleres, etc. mientras las obras estaban en marcha. Aunque en un principio el turismo no era el foco principal del programa se convirtió en un atractivo turístico de primer nivel. Los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz, creyentes o no creyentes, hicieron suyo con orgullo un edificio religioso como es la catedral.

 

Por otra parte afirmó que actuar sobre patrimonio histórico desde el punto de vista del urbanismo mediante un Plan Especial no es la vía más adecuada ya que los intereses inmobiliarios siempre estarán por encima de la conservación del monumento. Apuesta por un Plan Director en el que se aborde claramente la problemática de un edificio que es Bien de Interés Cultural en categoría de monumento: análisis del estado actual del edificio, planificación de las actuaciones adecuadas para su restauración, restauración canónica, y establecimiento de las actividades compatibles con el respeto al monumento una vez restaurado.

 

Finalmente. Tras agradecer la visita al Frontón Beti-Jai que nos facilitaron el pasado mes de noviembre, y reafirmar nuestra petición de información puntual sobre las obras para asegurar la transparencia del proceso de rehabilitación, expusimos nuestro punto de vista sobre la cubierta:

  • Consideramos que una nueva cubierta no está justificada porque desvirtuaría el único ejemplo en el mundo de frontón industrial descubierto del siglo XIX que ha llegado a nuestros días.
  • El coste de dicha cubierta, de gran dificultad técnica, incrementaría el coste de la restauración y obligaría a un concesión a más largo plazo. Lo que supondría privatizar el espacio recién recuperado para los ciudadanos por el Ayuntamiento, hipotecándolo a la futura rentabilidad de la empresa concesionaria.
  • La única justificación de dicha cubierta es adecuarse a los intereses de los futuros inversores desde un prisma de máxima rentabilidad económica. En ningún caso atiende al valor patrimonial y la declaración de Bien de Interés Cultural del Frontón Beti-Jai.
  • Al igual que a nadie se le ocurría alterar el teatro romano de Mérida para convertirlo en un teatro moderno cubierto, no tiene sentido construir un frontón del siglo XXI sobre el Frontón Beti-Jai. Si es necesario construir un frontón moderno para la ciudad de Madrid el Frontón Beti-Jai no es el lugar adecuado.

 

Desde la plataforma estamos contentos de haber sido recibidos y de nuevo hemos comunicado que estamos a disposición del Ayuntamiento para lo que necesite. También hemos reafirmado que defenderemos nuestra postura si consideramos que el Plan Especial que se apruebe es nocivo desde el punto de vista de conservación del monumento.

 

Enlaces relacionados: