Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

120 años desde el asalto de armas que tuvo lugar en el frontón Beti-Jai (1897)

El 11 de abril de 1897, hace 120 años, se celebró en el frontón Beti-Jai de Madrid una fiesta en beneficio de la Asociación de la Prensa. Días antes en el diario La Época se recoge el siguiente anuncio:

 

Fuente: La Época (08/04/1897)

 

La plataforma "Salvemos el Frontón Beti-Jai de Madrid" ha tenido acceso a una entrada original de dicha fiesta con unas interesantes anotaciones a mano en el reverso de la misma: "Beneficio de la Cruz Roja. Dos partidos de pelota a cuarenta tantos y después en la cancha un asalto de armas en el que tomó parte el tirador italiano Pini, el marqués de Cabriñana y otros. La entrada un lleno".

 

 

En los días posteriores los diarios El Nuevo Mundo y La Ilustración Ibérica recogen sendas crónicas sobre la fiesta en las que se describe la pasión de los asistentes por ver en acción al tirador italiano Pini. A continuación recogemos unos extractos de las mismas.

 

Fuente (1 y 2): Nuevo Mundo (22/04/1897)

Fuente (3): La Ilustración Ibérica (24/04/1897)

 

"Estuvo muy acertada la Asociación de la Prensa en la fiesta que organizó el pasado Domingo de Ramos. Todo el mundo sabe el plausible y benéfico fin de estas fiestas de la Asociación de la Prensa. Pero aparte de esto, lo que hay que aplaudir además en su Junta directiva, es el acierto y oportunidad con que sabe aprovechar cualquier coyuntura para ofrecer al público alicientes y atractivos que le seducen é interesan.

 

Ahora aprovechó la presencia en Madrid del célebre tirador italiano signor Pini, que sobre su notoria fama y celebridad como maestro italiano y como campeón en competencia siempre con los grandes maestros franceses, tenia ahora la aureola de su recientisimo duelo con el aficionado  francés Mr. Toulnegueux.

 

El signor Pini es un tirador extraordinario y de primera fuerza indudablemente. No es, sin embargo, como algunos periódicos han dicho, el campeón del mundo, en el sentido que esta palabra tiene, es decir, el mejor tirador, después de haberse medido y luchado con los grandes tiradores de primera línea. No hace mucho tiempo se disputó en París este campeonato, el de maestros y aficionados, y aunque allí tiró y se batió el Sr. Pini y obtuvo puesto muy honroso, estuvo sin embargo muy distanciado del campeonato.

 

Y aunque está fuera de duda que la escuela italiana, á la cual pertenece el Sr. Pini, tiene indudables ventajas para la espada sobre la escuela francesa, por ser escuela menos académica y más práctica y positiva, sin embargo, en sus asaltos con los grandes maestros franceses, con  los que saben prescindir fácilmente de lo mucho que hay de convencional en el florete para atenerse nada más que á lo práctico de la espada, la superioridad á nadie le pudo caber la menor duda que no le ebrrespondió al Sr. Pini.

[...]

Nuestros grabados representan en primer término un retrato del Sr. Pini en traje de tirar, tomado de una hermosa fotografía del Sr. Compañy.

 

Y el segundo es una instantánea del Sr. Amador del estrado y tablado que se levantaron en el frontón. Nuestra instantánea tomó el asalto entre Pini y Valentini, los dos de la escuela italiana.

 

 

El tercer grabado es una fotografía instantánea del Sr. Pini tirando con el simpático maestro Sr. Carbornell. Nuestros lectores observarán que tiran sin careta. En ese momento están haciendo la muralla, que es una serie de fondos y paradas, que en los grandes asaltos se hacen como preliminares y con el fin de poner el cuerpo y los múscalos en disposición de comenzar el asalto.

 

Y el último es una vista general del frontón Beti-Jai durante la fiesta. Todas las localidades están ocupadas. Puede decirse que nunca se ha visto un lleno semejante. Es una instanránea que nos tomó el fotógrafo Sr. Amador mientras se jugaba el partido de pelota."

 

Fuente: Nuevo Mundo (22/04/1897)

 
 
 

"Uno de los héroes de Madrid estos días es el célebre Maestro de armas italiano Sr. Pini. Se presentó al público en una función dada en el frontón de Beti-jai á beneficio de la Asociación de la Prensa, y recibió como saludo una calurosa ovación que se  ha repetido después en cuantas partes se ha presentado. Pini es un hombre de gallarda y apuesta figura, de una contextura de atleta que no quita, sin embargo, nada de elegancia á sus movimientos cuando con el acero en la mano combate con hábil y diestro adversario.

[...]

Si el marqués de Cabriñana no hubiera gozado fama merecida de tirador peritísimo, hubiera tenido que abandonar desde el primer momento la noble y meritoria campaña que emprendió contra la inmoralidad municipal, porque cualquier paniaguado de concejal se hubiera atrevido á salirle al paso, y no hubiera quizá faltado quien le hubiera puesto fuera de combate.

 

Pero se sabía que frente á frente era expuesto agredirle, y esto le dió mucha fuerza para su meritoria campaña. 

 

La esgrima debía formar parte esencial de la educación de todos los jóvenes, porque fortalece el cuerpo y da más energía al espíritu, y es lástima que no tengamos en España una escuela oficial militar de armas como las que existen en otros países. Particulares aficionados á las armas no han faltado nunca entre nosotros, habiendo sacado buenos discípulos el veterano Zuavo, Botin y tantos otros como han establecido salas de armas en Madrid. 

 

El noble y caballeresco marqués de Heredia figura todavía, y ojalá figure mucho tiempo, á la cabeza de los buenos aficionados madrileños, y existe un núcleo de jóvenes distinguidos que sobresalen en el ejercicio de las armas."

Fuente: La Ilustración Ibérica (24/04/1897)

 

Finalmente, del blog "La pelota vasca en Madrid", extraemos: "Miguel Salazar, expuntista y nieto del gran pelotari marquinés Narciso Salazar, que triunfó en los frontones de Madrid, España y América, ha tenido el detalle de mandarnos unas fotos de la medalla que ganó su abuelo en la fiesta en beneficio de la Asociación de la Prensa de Madrid celebrada en el Frontón Beti Jai el 11 de abril de 1897".

 

 

Enlaces relacionados: